Richard Wyckoff fue uno de los grandes operadores bursátiles de sus días (primeras décadas del Siglo XX). Dedicó su carrera a estudiar un modo de análisis y visión del mercado. Una perspectiva y filosofía de inversión tomada en parte de colosos de las finanzas de aquella época. Concretó y en cierto modo oficializó este modo de operar, que hoy llamamos el método Wyckoff.

metodo wyckoff

Basado en la observación del precio y del volumen, el método Wyckoff pretende actuar en consonancia con las fuerzas que mueven los mercados (la oferta y la demanda). No se trata de predecir en qué dirección irá el mercado. Tan sólo se trata de atender a lo que hacen estas fuerzas y esperar a que confirmen un movimiento.

Las mencionadas fuerzas no son más que la presión compradora y vendedora. Son ejercidas principalmente por unos determinados agentes que veremos a lo largo de este texto. Además, estos agentes operan conforme unos planes y utilizando unas determinadas maniobras. Los movimientos del mercado se circunscriben a estas maniobras, estableciendo un ciclo cuyas fases son claramente identificables.

Asimismo, Wyckoff coincidió en una época dónde otros grandes operadores publicaban y operaban según una serie de métodos similares. Sabemos de obras impresas por aquél entonces que apoyan y complementan el método Wyckoff. Todo esto nos lleva a la conclusión de que Wyckoff se apoyó en una filosofía de inversión que impregnaba el ambiente de aquella época. Pero ¿en qué se basa esta filosofía?, ¿sobre qué se sostiene?

Comenzaremos por determinar todos los elementos en los que se cimenta el método Wyckoff, para concluir con sus tres Leyes acerca del funcionamiento de los mercados.

La Teoría de Dow

No se puede decir que la Teoría de Dow sea los primeros escritos existentes sobre inversión. Aunque sin duda es la base de todo el análisis técnico. Pudiendo considerarse como el “corpus” de esta disciplina.

Está compuesta por serie de principios que el autor fue publicando en The Wall Street Journal a principios del siglo XX. Una vez fallecido, otros autores, periodistas financieros y operadores bursátiles tomaron dichos principios en su conjunto y los publicaron bajo el nombre de “La Teoría de Dow”.

charles dow

Charles H. Dow

El método Wyckoff parte de estos principios, sobre todo del conocido como: “Las tres fases del mercado”. Cada una de estas fases responde a una situación determinada que se está viviendo en el mercado. Sabiendo en qué fase nos encontramos, podemos perfectamente intuir lo que está sucediendo y lo que puede suceder.

Toda la Teoría de Dow se basa en la acción del precio. De hecho, el primer principio de esta Teoría es: “El precio lo descuenta todo”. Todos los acontecimientos y situaciones se reflejan en el precio de cotización de un activo.

Lo que sucede en el mercado es observado y procesado por los participantes; esto provoca que se tomen decisiones y aparezcan una serie de compras y ventas. La oferta y la demanda que aparece provoca que los precios fluctúen. Por lo tanto, la propia fluctuación del precio es un reflejo de los cambios que se están produciendo en los acontecimientos que afectan al mercado.

El método Wyckoff se sostiene también observando la evolución del precio y, por consiguiente, atendiendo al primer principio de Dow. Tan sólo es necesario un gráfico de cotizaciones para poder operar según el método Wyckoff (a pesar que en aquella época se operaba atendiendo a las cifras numéricas impresas en el teletipo de cotizaciones). En el gráfico se observará la acción del precio y otros elementos adicionales (volumen y fases del mercado).

Los principios de Charles Dow están muy presentes en la forma de operar que llevaba a cabo Richard Wyckoff.

Las fases del mercado

Siguiendo con el punto anterior, la Teoría de Dow clasifica los movimientos del merado en tres fases:

  • Fase de acumulación
  • Fase de participación pública (fase tendencial)
  • Fase de distribución

fases metodo wyckoff

Richard Wyckoff profundizó en cada una de ellas. Además, completó el estudio, distinguiendo entre la fase de participación pública alcista y bajista.

No obstante, estas fases son las más básicas. Pueden ser objeto de estudio más pormenorizado, dividiéndose en movimientos más simples y atendiendo a características especiales de cada uno de ellos (Clímax, reacumulaciones, impulsos, correcciones, distribuciones, fallos, sacudidas, testeos, retesteos, etc…).

logica metodo wyckoff

Las cuatro fases del mercado que le dan sustento al método Wyckoff son las siguientes:

Fase de acumulación

Después de una caída severa del mercado, los precios llegan a una zona en el cual las fuerzas (que están informadas) comienzan a estar interesadas en comprar el activo financiero. También existen otras fuerzas, que lo venden. Pero la demanda comienza a aparecer, la caída brusca puede darse por concluida.

La cuestión es que, durante esta fase, ciertos operadores van acaparando el activo. Absorbiendo la oferta existente. Se trata de una campaña de compras, ahora que el precio está a un nivel aceptable.

Sin embargo, estas compras deben ser planificadas. Si comprasen todos los operadores de una sola vez, su propia demanda empujaría el precio al alza y perderían la oportunidad de coleccionar el activo a un precio atractivo. Las compras deben realizarse aprovechando la oferta existente de fondo para obtener contrapartida sin alterar el precio.

Esta fase se caracteriza porque el precio dibuja en el gráfico un rango lateral o un patrón chartista de cambio conocido. Los precios no se desplazan en tendencia.

Fase de participación pública alcista

También conocida como fase tendencial. La acumulación se ha llevado a cabo, ahora hay un “déficit de papel”. La oferta ha sido absorbida y el precio está listo para subir.

En este momento, cuando todos los operadores informados que compraron en la fase de acumulación tienen el activo en sus carteras.

La demanda no puede ser atendida en su totalidad, puesto no existe oferta. Como consecuencia los precios suben. Este movimiento cala en los participantes y se propaga como una ola. Al ver los precios subir muchos operadores no quieren quedarse sin su trozo de pastel y se suman a las compras. Así pues, los precios suben y suben (con sus impulsos y correcciones). Es la típica tendencia alcista.

Recordemos que la mayor parte de los activos están en manos de aquellos que compraron en el suelo del mercado, durante la fase de acumulación. Con la subida de precios sus cuentas se van engordando cada vez más.

wyckoff estrategias

Fase de distribución

Ha llegado el momento de vender, tras la subida de precios. Los operadores que compraron inteligentemente tienen un suculento beneficio. Además, según su información, el mercado está en su punto álgido. Si no comienzan a vender ahora, no podrán hacerlo más tarde.

Es el momento de deshacer posiciones debido a que una gran cantidad de ventas puede provocar un descenso importante en los precios. Deben aprovechar ahora que todo el mundo quiere comprar para obtener contrapartida sin desplazar el precio a la baja. Para ello comienzan una campaña similar a la de acumulación. Sostienen el activo vendiéndolo poco a poco, según un plan.

El mercado también se encuentra lateral en esta fase; o dibujando una figura chartista de cambio de tendencia.

Cuando el activo ha desaparecido de sus carteras y los beneficios de la operación se han contabilizado. Entonces es el momento de dejar de sostener al activo.

Ya no hay demanda, ha sido satisfecha con todas las ventas. La oferta ahora comienza a ser la fuerza dominante. El activo está preparado para caer.

Fase de participación pública bajista

Hemos comentado que esta fase fue implementada por el propio Wyckoff, puesto que Dow no hacía distinción entre participación pública alcista y bajista.

Esta fase se corresponde con la caída. El activo no está apoyado por compras importantes, se encuentra distribuido en manos del público y la oferta existente es por su totalidad (es decir, no está acaparado; todo lo contrario, está distribuido).

La caída se sucede de forma contagiosa, comienza con el miedo se apodera de aquellos que compraron el activo durante la fase de distribución.

El miedo se transforma en pánico, el mercado cae en picado. Hasta que, de nuevo, llegue a un nivel de precios en los que sea atractiva su compra. En ese punto, muchos operadores comenzarán a comprar y… tal y como dice uno de los principios del análisis técnico: “la historia siempre se repite”.

La fractalidad del mercado

Estas fases se suceden en los mercados una y otra vez, a cualquier temporalidad. Una de las características de los mercados financieros es que son fractales. Los grandes movimientos se reproducen también a pequeña escala.

fractalidad wyckoff

De modo que, podemos encontrar desde grandes acumulaciones y distribuciones (aquellas que duran más de un año), hasta “microfases” en períodos de unos pocos minutos. Los mercados funcionan así. Una gran acumulación está compuesta por acumulaciones más pequeñas, lo mismo sucede con las tendencias y las distribuciones.

Una tendencia está compuesta por impulsos y correcciones, cada movimiento de dicha tendencia es un ciclo de acumulación, participación pública y distribución. En un grado menor.

Ahora bien, cuanto mayor sea la temporalidad, mayor será el movimiento, más fácil de detectar y más tiempo tendremos para observar, analizar y decidir. Se dice también que el movimiento es más fiable.

Richard Wyckoff analizaba estas fases en cada uno de los tres niveles de profundidad que define Dow en sus principios (“El mercado tiene tres tendencias”):

  • Tendencias primarias
  • Tendencias secundarias
  • Tendencias menores

De este modo, para saber cómo se comporta el mercado, podremos observar su fase en un grado menor. A su vez, los grados más altos nos indican el marco en el que se mueven los movimientos más pequeños.

Las manipulaciones profesionales

En el punto anterior hemos estado definiendo las fases haciendo referencia a un tipo de operadores especiales, a los que hemos llamado “operadores informados”. Ahora es el momento de desvelar el misterio que envuelve a estos participantes y el papel que juegan en los mercados, puesto que son un elemento fundamental en el método Wyckoff.

El propio Dow habló de las manipulaciones profesionales en varios de sus artículos publicados. Pero realmente este concepto, que tiene unas connotaciones un tanto conspiratorias, aparecen con anterioridad en un pequeño libro, publicado por un autor desconocido en 1898.

La obra está rubricada por un tal Hoyle (un pseudónimo). Cómo se puede deducir por la fecha de publicación, fue un contemporáneo de Dow (Charles Dow murió en 1902).

Las manipulaciones profesionales, tal y como las describen uno y otro de los autores, simplemente se tratan de las compras y las ventas que realizan operadores profesionales, utilizando grandes capitales y actuando de forma sindicada (lo que se conoce como un “pool”), con fines de acumular, distribuir y de este modo mover el mercado para obtener beneficios.

Debido a sus grandes cuentas y su capacidad de influencia, estos operadores (constantemente informados) realizan campañas para mover el precio de un determinado activo. El proceso siempre es el mismo: Acumulación y distribución.

Si quieren que un mercado suba, deberán acumular previamente, eliminando así la oferta. Para que un mercado descienda deben haber satisfecho la demanda e incluso superarla con las ventas de sus activos (comprados previamente en la acumulación).

Pero, su volumen de operaciones les obliga a diseñar estos movimientos con precisión. Para acumular, es necesario invertir una gran suma; tanta que por este motivo se ven obligados a actuar de forma conjunta. Sus operaciones son grandes, no pueden realizarlas sin más y deben diseñar un plan.

Si quieren comprar y no tienen oferta suficiente que les de contrapartida, el precio se disparará al alza. Algo parecido a lo que puede suceder cuando pretenden vender (distribuir). Tienen que esperar el momento en que la gente quiera comprar para que ellos puedan vender; y viceversa. Para ello se sirven de las fiebres compradoras y los pánicos de las masas.

En todas las actividades en las que se puede ganar dinero hay profesionales; mucho más en un sector en el que hay tantos intereses en juego. ¿Creen ustedes que el mercado se mueve por azar? Wyckoff tenía bien claro que no.

Desde los primeros escritos existentes sobre mercados financieros, allá por el siglo XVII (“Confusión de confusiones”, José de la Vega), se habla de manipulaciones profesionales.

En resumen, las acumulaciones y distribuciones son llevadas a cabo por operadores profesionales, que actúan en unión unos con otros (unos pocos pueden conformar un “pool”). Manipulando el mercado según sus intereses. Ellos son los que pueden mover el mercado, de hecho, lo mueven de esta forma.

El método Wyckoff se basa en detectar los movimientos de estos profesionales, porque dejan una huella.

metodo wyckoff

El volumen de operaciones

El volumen es un dato que podemos ver en cualquier plataforma de trading hoy en día. Se representa con un histograma (normalmente en la parte inferior al gráfico de cotizaciones) y se trata simplemente de la cantidad de contratos que se han cruzado en un período de tiempo. En otras palabras, la actividad que ha habido en el mercado.

En los tiempos de Wyckoff, el volumen se leía en la cinta de un teletipo. En base al volumen y al recorrido de los precios, Richard D. Wyckoff era capaz de detectar si detrás de ese movimiento se encontraba la mano de los profesionales.

wyckoff metodo

Hemos comentado que los profesionales dejan una huella, por mucho que se esfuercen en ser discretos en sus operaciones, sus grandes cuentas les impide operar sin dejar algún tipo de rastro. El volumen es esa huella.

El método Wyckoff por tanto se trata de analizar los movimientos de los precios en conjunción con el volumen para confirmar si están interviniendo o no los profesionales. A la par de qué es lo que hacen exactamente (compran, venden, acumulan, intentan superar una resistencia, etc..).

Basándonos en el precio y el volumen podremos establecer si el precio puede subir, bajar, mantener la tendencia o se ha producido un giro en el mercado. Pero una vez que el movimiento es confirmado. Dicho de otro modo, una vez que los profesionales han actuado. Nosotros vamos a su remolque.

Un gran volumen representa actividad profesional. En contra de lo que se suele creer, un volumen excesivamente alto con una vela (o barra) bajista, representa una demanda de fondo. Es lo que se conoce como un “clímax vendedor”. Un pánico que es aprovechado por los profesionales para comenzar su proceso de acumulación. Es el primero de los movimientos en que se dividen las fases.

climax metodo wyckoff

Ejemplo de clímax vendedor en las acciones de Apple

(Fuente: ProRealTime.com)

Lo mismo, pero en sentido contrario ocurre cuando existe un volumen anormalmente alto con una gran vela alcista. Se trata de un “clímax comprador”. Una fiebre por adquirir el activo y que es aprovechada por los profesionales para comenzar su campaña de distribución. Es el primer indicio de una (probable) distribución. A falta de confirmar.

Así como la ausencia de volumen también nos ofrece una información valiosa acerca de qué están haciendo los profesionales (sobre todo cuando testean el mercado). En este caso, no actúan porque tienen interés en no actuar.

El volumen se mide en términos relativos. Siempre en comparación con los volúmenes anteriores. También hay que ponerlo en consonancia con el recorrido de precios de cada vela y la fase en la que nos encontramos.

Tanto el movimiento del precio (grande o pequeño) como el volumen (o ausencia del mismo) son la base del método Wycokff. Atendiendo a estas piezas del puzle, deberemos observar tres Leyes para aplicarlo.

Las 3 Leyes del mercado de Richard Wyckoff

Los profesionales dejan su huella a través del precio y del volumen. También hemos comentado que sus maniobras se concentran en acumular y distribuir; dando forma a las fases del mercado.

Las Leyes del mercado de Wyckoff son unas directrices que puntualizan los elementos en los que se basa su método. Cómo se deben comportar los mercados en base a las maniobras de los profesionales, las fases, la acción del precio y el volumen existente.

Ley de la oferta y la demanda

Los precios se mueven por oferta y demanda. Cuando la oferta supera a la demanda, el precio bajará a un nivel en el cual aparezca de nuevo demanda. Cuando la oferta se agote o simplemente la demanda sea mayor, el precio subirá hasta que llegue a un nivel atractivo para la venta. Así se mueven los mercados.

Cuando una fuerza supera a la otra el volumen debe ir en consonancia, y aumentar, porque esto denota interés en mover el mercado.

Una cosa está clara: Si la oferta presiona, el precio no puede subir. Por el contrario, si la demanda presiona, el precio no podrá bajar.

Cuando una de estas dos fuerzas se agote o simplemente la contraria se vea reforzada, entonces se producirá el movimiento. El volumen nos dirá la presión que ejercen ambas. Se trata de medir los aumentos y disminuciones en la presión de cada fuerza.

Ley de causa y efecto

Para que haya un efecto en el mercado, primero debe haber una causa que lo provoque. Un movimiento tendencial (efecto) debe producirse tras una acumulación o distribución (causa).

La causa son las propias maniobras que realizan los operadores profesionales. Es por ello que debemos atender a la acumulación y distribución para determinar si el movimiento será más o menos intenso. El movimiento posterior debe ser proporcional a la acumulación o distribución.

Dicho de otro modo: Cuanto mayor sea la causa, mayor será el efecto; y viceversa. Una acumulación/distribución grande (con un rango profundo) y dilatada en el tiempo creará un movimiento más potente que otra más estrecha y breve.

metodo wyckoff

Ley del esfuerzo y resultado

Si aplicamos un esfuerzo, lógicamente es para obtener un resultado. Los profesionales también piensan de la misma forma.

En este caso, el esfuerzo de los profesionales viene determinado por sus operaciones de compra y venta. Esto viene reflejado en el volumen.

El volumen nos indica que los profesionales están esperando un resultado. La ausencia o disminución del mismo, nos anuncia que están ejerciendo un menor esfuerzo; por consiguiente, el resultado no será el mismo.

En definitiva, como ocurría con la Ley anterior, el resultado esperado debe ser proporcional al esfuerzo realizado. Si el esfuerzo produce el resultado esperado se dice que el mercado se mueve en armonía.

Conclusión

El método Wyckoff se fundamenta en el estudio del precio y del volumen. Con objeto de detectar la oferta y la demanda. Más concretamente la que provocan aquellos que tienen capacidad para manipular el mercado, es decir, los operadores profesionales.

Este sistema de trading es perfectamente combinable con otros. Puede darse el caso de recurrir a otras técnicas de análisis que completen el estudio del mercado.

Las figuras chartistas de cambio de tendencia se forman mediante un proceso de acumulación y distribución; los indicadores técnicos pueden servir para ofrecer señales de confirmación o de apoyo; el análisis fundamental puede ofrecernos una valoración del activo para determinar si los profesionales han llevado el precio muy lejos; ect.

Lo que el método Wyckoff nos ofrece es otra perspectiva de leer el mercado. Una base conceptual, fundamentada en los principios que mueven los mercados. Pero esta perspectiva no está reñida con el resto de técnicas de trading. Todo lo contrario, pueden ser complementarias la una con las otras.

trader profesional

¡NO TE VAYAS SIN REGISTRARTE!


90% DTO


Regístrate y te mandaremos un cupón descuento para tu primera píldora.

¡Estamos en lanzamiento!


 
close-link